Los ansiolíticos y los antidepresivos para la ansiedad han llegado a emplearse con una preocupante frecuencia (Hernáez, 2007; Perez, Bobo & Arias, 2013).  Antes de su administración un paciente debería firmar un consentimiento informado donde se le expliquen sobre los riesgos que le pueden traer además de las terapias alternativas que existen, pero este documento lastimosamente no es firmado por los pacientes, muchos de ellos lo desconocen totalmente (Giunta & Gordillo, 2010; Reyes, 2007).

Desde 1996 llevo tratando a personas con trastornos de ansiedad, especialmente casos de trastorno de pánico y agorafobia, durante este tiempo he visto algunos avances en el tratamiento de la ansiedad, también he visto con preocupación que debido a las presiones sociales, académicas y laborales pacientes y personal médico buscan soluciones rápidas, casi inmediatas. No sobra aclarar que soluciones inmediatas no existen, todo en la vida se trata de procesos que desafortunadamente pocos quieren afrontar, cuando en realidad se trata de un camino de aprendizaje y mejoría personal que debería disfrutarse.

La humanidad continua buscando una “píldora milagrosa” que cure los trastornos de ansiedad o depresivos con solo tomarla diariamente, pero sin que implique esfuerzo personal hacia estilos de vida saludables (Lobo 2016).

Los actuales hallazgos apuntan a que los psicofármacos (antidepresivos y ansiolíticos) Deben ser la última opción en abordarse, ya que tienen muchos efectos secundarios y la investigación está lejos de llegar a un nivel óptimo (Danza, Cristiani  & Tamosiunas, 2009; Lobo, 2016).

Se reliza a continuación un repaso de las ventajas y desventajas de los principales fármacos empleados para el tratamiento de la ansiedad

 

Antidepresivos – Inhibidores selectivos de la re captación de Serotonina (ISRS)

Aquí se encuentran medicamentos como la fluoxetina (Prozac), Sertralina (Zoloft), venlafaxina y el escitalopran. Anteriormente se utilizaban la imipramina o la clomipramina.

¿Cómo funcionan?

La disminución de la serotonina, entre otros neuro transmisores, posibilita la aparición de los síntomas ansiosos y depresivos, por ello los médicos intentan elevarlos mediante el consumo de estos medicamentos.

Ventajas

Algunas investigaciones avalan su efectividad en trastornos de ansiedad y especialmente en trastorno de pánico y por esto se constituyen en un tratamiento seguro a corto plazo para un porcentaje importante de pacientes.

Desventajas

Demoran aproximadamente 1 mes en hacer efecto, por eso los médicos deben emplear ansiolíticos para calmar los síntomas, además tienen muchos efectos secundarios, principalmente: Aumento de la ansiedad durante los primeros días, Problemas gástricos como nauseas, colon irritable, problemas sexuales, insomnio, pesadillas, etc. Nota: No es tan fácil manipular algo microscópico como una neurona para tratar de abrir o cerrar ciertos pasos y elevar la serotonina, además este procedimiento debería hacerse en los cientos de miles de millones de neuronas.

 

Ansiolíticos – Benzodiacepinas (Calmantes)

Aquí se encuentran medicamentos como clonazepan (rivotril), alprazolam (Xanax), etc.

¿Cómo funcionan?

En pocas palabras y en términos sencillos ayudan a calmar el sistema nervioso, por lo general inducen el sueño

Ventajas

Efectivos en el control de los síntomas a corto plazo, al dormir las personas comienzan a recuperarse físicamente.

Desventajas

Son derivados del Opio, por eso se les llama opiáceos, por lo tanto pueden producir dependencia si se usan sin la supervisión de un médico o por un largo periodo de tiempo (Danza, Cristiani & Tamosiunas, 2009)

 

Consentimiento Informado

Teniendo en cuenta cuestiones éticas para los médicos y las implicaciones para el paciente, supuestamente los profesionales de la salud mental que trabajamos en el área clínica, debemos hacer firmar al paciente un documento donde consten las posibles ganancias que obtendrá del procedimiento, además de los riesgos que conllevan, también se le deben hacer conocer que otras alternativas existen. Para el caso de los medicamentos psiquiátricos se le deben hacer conocer otras alternativas antes de los medicamentos, como la meditación, terapia psicológica e incluso algunas terapias alternativas que ha mostrado efectividad como el uso de valerina.

El punto es que muchos de mis pacientes consumen estos medicamentos, pero muy pocos de ellos han sido informados sobre los riesgos de los mismos, tampoco reciben información sobre procedimientos alternativos que podrían aplicarse, en conclusión son pocos los pacientes que firman el consentimiento informado (Giunta & Gordillo, 2010; Reyes, 2007).

 

En el siguiente afiche se puede observar el esfuerzo que está haciendo el gobierno argentino para que los pacientes se enteren sobre el consentimiento informado que los médicos les deben hacer firmar

ansiolíticos y antidepresivos para la ansiedad

Que se puede hacer ante esta situación

La recomendación es clara si usted, un familiar o amigo está a punto de recibir medicamentos psiquiátricos, exigir que se le haga firmar el Consentimiento Informado, donde debe constar lo que puede obtener como beneficios, los efectos secundarios y sobre todo se le deben informar sobre terapias alternas que hayan demostrado efectividad científica como la terapia cognitivo conductual, la meditación, etc.

Más importante todavía es tener en cuenta que los medicamentos no van a cambiar su vida de manera “milagrosa”, que si el caso amerita utilizar medicamentos usted deberá también hacer cambios importantes en su vida, cambios hacia estilos de vida saludables, cambios en la manera como se relaciona con los demás, cambios en su manera de afrontar los problemas, etc. Es necesario enfatizar que estos cambios son agradables ya que se dirigen hacia la salud y la estabilidad de la persona, por lo tanto la persona debería disfrutar de este proceso.

De tal manera que si su caso amerita utilizar medicamentos psiquiátricos durante los periodos de más agudos, tómelos como una ayuda para enfrentar los cambios de fondo que su vida requiera.

camino a la felicidadLo que opina un psiquiatra acerca de la farmacoterapia y su mercantilización excesiva.

En un conversatorio con el médico Psiquiatra Lucio Gonzales, se analiza de manera crítica el actual panorama de la farmacoterapia y de la mercantilización de la salud. Te invito a verlo para que saques tus propias conclusiones

 

Si tienes dudas o preguntas, por favor escríbeme al correo nelsonar@nelsonarturopsicologo.com o déjalas en la sección de comentarios que verás a continuación.

 

Te invito a visitar mi canal en YOUTUBE y mi programa radial (podcast) Descifrando la ansiedad donde encontrarás entrevistas a destacados psico terapeutas de la ansiedad y muchas herramientas que te permitirán superar la ansiedad con métodos naturales.

Nota: Este artículo no reemplaza la ayuda profesional, tiene fines informativos, consulta a un especialista en ansiedad, si te sientes afectado en el campo laboral, familiar o social.

Ansiolíticos y antidepresivos para la ansiedad

Referencias

Danza, Á., Cristiani, F., & Tamosiunas, G. (2009). Riesgos asociados al uso de Benzodiazepinas: Benzodiazepine-related risks. Archivos de Medicina Interna, 31(4), 103-108.

Giunta, V. & Gordillo, A (2010). El consentimiento informado en salud mental. Hospital Alemann recuperado de: http://auditoriamedicahoy.net/biblioteca/C.%20I.%20EN%20SALUD%20MENTAL%20CON%20FOTO.pdf

Hernáez, Á. M. (2007). La mercantilización de los estados de ánimo. El consumo de antidepresivos y las nuevas biopolíticas de las aflicciones. Política y sociedad, 43(3), 43-56.

Lobo, A. O. (2016). Hacia una psiquiatría crítica: Excesos y alternativas en salud mental. Editorial Grupo 5.

Pérez, M. J. C., Bobo, M. T., & Arias, A. R. (2013). Medicalización de la vida en la consulta:¿ hacia dónde caminamos?. Atención Primaria, 45(10), 536-540.

Reyes, H. (2007). El consentimiento informado y los principios bioéticos en Psiquiatría. Universidad de la sabana. Recuperado de: http://intellectum.unisabana.edu.co/bitstream/handle/10818/4828/130429.pdf?sequence=1

5 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.